jul
29

Nuevos documentos sobre Carlos Gardel reactivan la polémica sobre el lugar de nacimiento del mítico cantante

images22.jpg¿Uruguayo, francés o argentino? Comenzó un nuevo capítulo en la disputa por la nacionalidad de Carlos Gardel, tema que genera fuertes pasiones en el Río de la Plata, incluso a nivel de Gobierno.
Una delegación argentina se encuentra en Uruguay para pedirle al parlamento que considere documentos en su poder que, según ellos, demuestran que el legendario cantante de tango cursó la escuela en Buenos Aires.
El debate, que lleva ya varias décadas, se reabrió el pasado 25 de junio, un día después de cumplirse 73 años de la muerte de Gardel en un accidente de aviación en la ciudad colombiana de Medellín.
Ese día la escritora argentina Martina Iñiguez presentó ante la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados del Parlamento uruguayo nuevas pruebas que apoyarían la tesis de la nacionalidad uruguaya del gran cantor.
Se trata de una foto en la que un presunto Carlos Gardel niño posa junto a sus compañeros en una escuela de Montevideo.
Los representantes del argentino Centro de Estudios Gardelianos (CEG), que llegaron el miércoles a Uruguay, sostienen que no se puede creer en la veracidad de esa foto porque no existe ningún tipo de documento que certifique la asistencia de Gardel a una escuela uruguaya.
En cambio, aseguran que sí hay certificados de promoción de grado y de calificaciones, así como otros registros, que demostrarían que Carlos Gardel asistió a cuatro colegios bonaerenses.
La Comisión de Cultura tiene pendiente el análisis y mayor discusión del tema, y es por eso que los gardelianos argentinos decidieron venir a Uruguay.
Venimos a ofrecer nuestros servicios para enriquecer las discusiones sobre Gardel, con el fin de dilucidar no sólo el tema de la foto; queremos ver si podemos llegar a un consenso sobre su origen a través de la exhibición de documentación”, le explicó a BBC Mundo Enrique Espina Rawson, presidente del CEG.
La diputada Beatriz Argimón, quien gestionó la presentación de Iñiguez -incluyendo la foto- ante la Comisión de Cultura, señaló que lo que buscan era “darle estado parlamentario al tema y que el trabajo se eleve al Ministerio de Educación y Cultura y a la Cancillería”.
El mismo Gardel contribuyó a la confusión sobre su nacionalidad. En su testamento, realizado en 1933, dijo que nació en la ciudad francesa de Toulouse bajo el nombre de Charles Gardés. Allí dijo que adoptó la ciudadanía argentina y el seudónimo de Carlos Gardel.
Pero en un trámite realizado en 1920 ante el consulado uruguayo en Buenos Aires, dijo haber nacido en Tacuarembó, a 390 kilómetros de Montevideo.
¿Podrán estos documentos en poder del CEG convencer a los legisladores de que Gardel era francés y hacerlos descartar la versión uruguaya?
“En mi caso estoy absolutamente convencida de la nacionalidad de Gardel y nada de lo que me traigan me va a convencer, aunque siempre vamos a escuchar a todo el que se acerque al Poder Legislativo”,  dijo la diputada del Partido Nacional, Beatriz Argimón.
Otros, como Edgardo Rodríguez, diputado del gobernante Frente Amplio y oriundo del departamento de Tacuarembó -donde según la teoría uruguaya nació el “Zorzal Criollo”- están más abiertos a cambiar de opinión.
“No es por ‘religión’ ni por ser de Tacuarembó que creo que Gardel es de allí, sino que hay documentos que me llevaron al convencimiento de que efectivamente nació acá.
Lógicamente, si aparecen pruebas que me demuestren lo contrario, por supuesto que estoy dispuesto a revisar mi posición”, aseguró.
Adherirse a una u otra teoría sobre el origen de Gardel, ¿es un tema de nacionalidad?
Para la investigadora argentina Martina Iñiguez, claramente no lo es. “La defensa de la orientalidad de Gardel no tiene que ver con la nacionalidad del investigador sino con su honradez intelectual”, aseguró.
“Nosotros no tendríamos ningún inconveniente de que Gardel hubiera nacido en Tacuarembó”, sostiene Juan Carlos Esteban, de CEG. “Pero Gardel es ciudadano argentino porque se nacionalizó”.
Espina Rawson agrega que “ninguno de nosotros tiene preferencia por Toulouse pero lo que es, es”.
La nacionalidad de Gardel es un tema que despierta pasiones, comparable a sentimientos religiosos y al fútbol, y cada parte continuará luchando por demostrar su cuota de razón en una polémica que promete no tener punto final, al menos en un futuro cercano.


Tambien te puede interesar...