mar
31

Los colorantes usados en los alimentos son perjudiciales para los niños

Provocan hiperactividad, que no consiste sólo en correr y dar vueltas, también afecta su capacidad para estudiar, señalan expertos

Las tinturas usadas para hacer brillar cereales, bocados y bebidas ayudan a algunos niños a volverse hiperactivos y deberían ser prohibidas o al menos llevar una advertencia, dijeron el miércoles críticos a los asesores del Gobierno.

Los colorantes artificiales de alimentos de tonos azul, verde, naranja, rojo y amarillo aparecen en productos que van desde el Gatorade de PepsiCo , Cheetos y Doritos a los wafles Eggo de Kellogg  y los postres Jell-O de Kraft.

La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos ha considerado por largo tiempo a estos colorantes como seguros, pero está revisando recientes estudios de los efectos de los mismos sobre el comportamiento de los niños a solicitud de un grupo de consumidores.

La recopilación de los aportes de un panel externo es parte de esa revisión. Se esperan las recomendaciones del comité para el jueves.

Revisores de la FDA dijeron en un reporte preliminar que la investigación científica hasta ahora sugería que algunos niños con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) pueden verse afectados por los colorantes de los alimentos. El trastorno afecta hasta el 5 por ciento de los niños estadounidenses, de acuerdo a estadísticas gubernamentales.

“¿Por qué aceptar cualquier alteración del comportamiento infantil, sea el que fuera? La hiperactividad no consiste sólo en correr dando vueltas. Afecta su capacidad para tener amigos, para estudiar, para tener una familia feliz. ¿Por qué afectar eso?” dijo Michael Jacobson, jefe del Center for Science in the Public Interest, que lidera la oposición contra las tinturas.

El comité de expertos externos podría instar a una prohibición o advertencia, o podría sugerir más estudios si los asesores juzgan inadecuada la evidencia actual. La revisión misma ha sumado peso a un debate de los consumidores de décadas de duración sobre si los padres deben dejar que sus hijos coman alimentos coloreados en forma artificial.

En una entrevista antes de la reunión del panel, Jacobson dijo que no se sentía optimista de que la FDA prohíba las tinturas. Dejo que sería más fácil para la agencia ordenar una advertencia.

Una prohibición o advertencia podría impactar a grandes fabricantes de alimentos y también a Sensient Technologies Corp , una compañía que fabrica siete de las ocho tinturas que el grupo de consumidores quiere prohibidos.

El miércoles, algunos expertos de panel de la FDA cuestionaron la evidencia citada por quienes están en contra de los colorantes. El doctor Charles Voorhees destacó que la mayor parte de la investigación realizó pruebas con una combinación de colorantes más que con cada color en particular.

“¿No les parece que no tenemos suficiente información sobre las tinturas individuales?” preguntó Voorhees, profesor de pediatría y salud ambiental de la Universidad de Cincinnati.

Jacobson admitió defectos en los datos, pero dijo que seguían siendo suficiente evidencia como para mostrar que las tinturas eran perjudiciales. Dijo que no estaba claro el porcentaje de niños afectados, pero sostuvo que las incertidumbres no deberían detener la acción del Gobierno.


Tambien te puede interesar...