dic
28

Científicos descubrieron que una persona ciega puede sortear un laberinto de obstáculos valiéndose sólo de su intuición

_45328829_ojo2.jpgUn hombre que quedó ciego tras un derrame cerebral pudo caminar entre sillas y cajas sin chocar con ellas usando conexiones ocultas en su cerebro.
El estudio indica que usamos recursos mentales subconscientes y somos capaces de cosas que pensamos que no podemos hacer.
El paciente, identificado como TN, quedó con una queratitis estriada (alteración corneal) en ambos hemisferios del cerebro luego de sufrir derrames consecutivos.
Sus ojos son normales pero su cerebro no puede procesar la información que envían, dejándolo completamente ciego.
No obstante, previamente se sabía que tenía lo que se denomina “visión ciega”, la habilidad de percibir objetos y presencias sin estar consciente de que los está viendo.
TN, por ejemplo, responde a las expresiones faciales de otros.

Sin embargo, cuando camina lo hace como una persona ciega: usa un bastón para evitar obstáculos, y requiere de la guía de otros cuando camina por habitaciones.
Pero en un video se le ve caminando entre varios obstáculos que prepararon los investigadores sin cometer ningún error y sin la ayuda de su bastón ni de nadie.
La directora del estudio, Beatrice de Gelder de la Universidad de Tilburg, Holanda, y la escuela de medicina de Harvard, EE.UU., dijo que TN “no estaba consciente de que estaba haciendo algo excepcional” y pensaba que sencillamente estaba recorriendo un largo corredor.
Según De Gelder, es un mensaje importante particularmente para quienes sufren de daños cerebral.
“Puede perder completamente la visión cortical pero retener alguna capacidad de movimiento afuera y adentro sin peligro”, dijo.
“Nos demuestra la importancia de esos senderos visuales evolutivos antiguos que contribuyen más de lo que pensamos para que podamos funcionar en el mundo real”.
La investigación se llevó a cabo con colegas en el Reino Unido, Suiza e Italia.
Sonal Rughani, un optometrista y asesor para una fundación de caridad británica para personas con problemas visuales, la RNIB, calificó la observación de “asombrosa” y dijo que era una prueba más de que el cerebro es muy flexible.
Sin embargo, recordó que son pocas las personas que quedan ciegas por una lesión cerebral y que la mayoría de quienes sufren problemas visuales después de un derrame podrían ser ayudados con complejas terapias.
“El resultado de este estudio es muy emocionante pero se necesitará más investigación”.

El resultado de la investigación de la escuela de medicina de Harvard fue publicado en Current Biology.


Tambien te puede interesar...