ene
16

El turmeric: resuelve cáncer, gastritis, acidez y gases

Por: Alfredo Zurita
azurita@elmundoalinstante.com

Turmeric: calma la mente, purifica la sangre y es anti-estrés. El turmeric es una raíz de la familia del jengibre que ayuda a la digestión, especialmente para reducir el abdomen, fortalecer el sistema digestivo, disminuir el fuego interno y también elimina la acidez, porque refresca, calma, limpia y nutre, por eso debe ser ingerido con una actitud de paz y moderación. Lo particular y maravilloso de esta planta al consumirla como aliño en la comida, ejerce un balance en la energía del cuerpo, ese balance se manifiesta en los gases, la flema y el calor interno del cuerpo. También hace que no queden residuos de alimentos en el tracto digestivo, toxinas acumuladas por la mala digestión.

Uno de los atributos secretos del turmeric es eliminar el exceso de agua en el cuerpo, es decir ‘seca’ el cuerpo y clarifica la mente, se usa especialmente para eliminar la necesidad de consumir azúcares y grasas en personas que tiene ansiedad de comer durante todo el día, por eso es ideal para los diabéticos. La comida que ingerimos se divide en tres: la parte gruesa que se convierte en excremento, la parte del medio se convierte en tejidos y la parte sutil que se convierte en ‘mente’, un concepto no aceptado por la medicina tradicional. Lo que ingerimos afecta nuestras emociones y puede crear una predisposición para desórdenes psicológicos y físicos, así como una rabia puede dañar la digestión, una mala digestión puede perturbar las emociones.

El turmeric puede regular el apetito y eliminar gases, acidez, problemas digestivos como gastritis, colon irritable, divertículos, cáncer de colon o en cualquier parte del sistema digestivo, se debe agregar turmeric a la comida, es excelente porque posee la energía que neutraliza o refresca, especialmente cuando se ingieren alimentos pesados, como proteínas de origen animal. El turmeric pertenece al tipo de medicina que cura suave, gentil, natural, no-violenta, no traumática, no invasiva, es un alimento que entra en contacto íntimo con la persona y es ideal para personas con sobre peso, porque su sabor astringente, picante y amargo es lo mejor para mermar el agua, la grasa y la flema en el cuerpo. La mejor manera de eliminar toxinas del cuerpo es quemarlas con turmeric, porque cepilla hacia afuera toxinas de los tejidos y alivia la fiebre o infecciones.

El turmeric puede tener un papel interesante en la lucha contra el cáncer, la enfermedad de Alzheimer, inflamación, curación de heridas y esclerosis múltiple. Según las últimas investigaciones en el “MD Anderson Cáncer Center” en Houston, reportaron que al añadir turmeric a las células humanas con mieloma múltiple (cáncer), impidió que las células cancerígenas se multiplicaran, porque su ingrediente activo puede suprimir y destruir células de sangre que contengan cáncer. Basado en estos hallazgos, sugieren que el turmeric puede combatir otros tipos de cáncer, yo recomiendo a mis pacientes con cáncer que traten de comer más turmeric como aliño en sus comidas.

Existen diferentes variedades de turmeric: C. Amada; C. Angustifolia; C. Aromática; C. Longa y la C. Zeodoaria, de la cual hay dos clases: una larga y la otra redonda distinguida por el nombre de radix zedoaria longae y la radix zedoaria rotundae que se usa para desbloquear la energía estancada en el cuerpo. Al cocinar un pollo o arroz con turmeric, la casa huele deliciosa y la comida queda muy sabrosa, se consigue como aliño en la sección de condimentos de cualquier supermercado o en cápsulas en farmacias de cualquier ciudad del mundo.


Tambien te puede interesar...